CHARLANDO CON DUCHAMP

Imagen

        El 14 de Febrero del 2013, coincidiendo con la Feria Arco, la editorial This Side Up y el Centro de Artes Visuales Fundación Helga de Alvear publican la traducción al español de las entrevistas o conversaciones que mantuvieron el periodista Pierre Cabanne y Marcel Duchamp en Neuilly, en casa del artista, entre abril y junio de 1966. La obra original se publica en francés en 1967, bajo el título Entretiens avec Marcel Duchamp y más tarde, en 1971, se traducirá al inglés con el nombre Dialogues with Marcel Duchamp.

Imagen

        Pierre Cabanne fue un periodista, crítico de arte y escritor francés, experto en arte contemporáneo (especialmente interesado en la figura de Picasso). Nunca antes había accedido Duchamp a hablar largo y tendido de sí mismo y de su obra, sin embargo, aceptará a ser entrevistado por Cabanne dos años antes de su muerte. La edición incluye además tres prólogos de Cabanne para las publicaciones francesas y sendos textos de Robert Motherwell y Salvador Dalí que formaban parte de la versión norteamericana de las Conversaciones.

Imagen

        El pintor norteamericano Robert Motherwell, uno de los protagonistas del expresionismo abstracto y de la escuela de Nueva York, destaca en su texto la voluntad de Duchamp de proponer una nueva actitud mental ante el arte y la vida, añadiendo que el artista llamaba frecuentemente a sus obras de arte “cosas” y utilizaba el término “hacer” para referirse a sus procesos de creación. También usaba a menudo las expresiones “juego”, o “buscaba divertirme”, prueba de su revolucionario concepto del arte.

        Incluso el genio surrealista Salvador Dalí dedicó unas palabras en honor de Marcel bajo el título de L`Échecs c`est moi (El ajedrez soy yo), haciendo un claro guiño a la afición que ambos compartían, y que era una verdadera pasión para Duchamp: el ajedrez. No en vano, tanto Dalí como Duchamp solían jugar largas partidas de ajedrez en bares de Cadaqués. Sobre la enigmática relación entre Dalí y Duchamp reflexiona Francisco Javier San Martín en su libro Dalí-Duchamp. Una fraternidad oculta, donde el profesor de Historia del Arte de la Universidad del País Vasco pone frente a frente a los protagonistas del dadaísmo y el surrealismo para estudiar su propia relación personal, pero también las posibles analogías y diferencias entre las dos figuras. Así, se hace hincapié en la hiperactividad y el narcisismo arrollador del catalán frente a la inactividad, la pereza y la discreta vida privada del francés. Sin embargo, según San Martín, cuando pasaban tiempo juntos veraneando en Cadaqués, Salvador, en presencia de Marcel, cambiaba su histrionismo habitual por una actitud atenta y cómplice.

Imagen

        Del testimonio de Duchamp que recoge Cabanne podemos subrayar que, varias décadas después del movimiento dadá, no se contradicen las principales reivindicaciones de los manifiestos del grupo. Así, se reafirma en la negación del arte como vehículo con una finalidad social, esto es, mantiene su paradójica postura antiartística, una de las principales contradicciones del dadaísmo. De la misma forma rechaza la técnica, el virtuosismo o el lenguaje visual como principios de la obra de arte, así como renuncia a la comunicación con el público. Además, recalca la importancia del humor y ironía como armas para desacreditar el concepto del arte, a través de los juegos de palabras, el anti-sentido y la contradicción. Resumiendo, rechaza lo visual para dejar paso a lo conceptual, siendo esta la aportación revolucionaria de este artista a la Historia del Arte. A su vez, Duchamp, conducido por Cabanne, ahonda en el tema de los ready-made y hace un repaso de toda su obra.

Imagen

        Por otro lado, las Conversaciones aportan algo muy poco habitual en Duchamp: algunas pinceladas de su vida privada, hasta entonces discretamente guardada por el artista. Así, el propio Duchamp confiesa que ha sido muy afortunado por conseguir llevar una vida muy relajada y sin complicaciones en la que no se ha visto obligado a trabajar para vivir. Duchamp rompe el mito del pintor cuando afirma que nunca ha sentido la necesidad de dibujar a todas horas, de hacer bocetos, etc. También se refiere a su larga vida de soltero con estas palabras: “Llegó un momento en el que caí en la cuenta de que no había que crearse en la vida estorbos que fueran una carga, ni demasiadas cosas que hacer, ni eso que se llama mujer, hijos, una casa en el campo, un coche”.

Imagen

Si bien Duchamp ha supuesto para mí, desde los primeros años en la universidad, una de mis principales fuentes de interés, no ha sido hasta leer esta traducción de las Conversaciones cuando he entendido realmente su postura personal ante la vida y el arte. Leerlas ha sido como reafirmar todas mis sospechas acerca de la genialidad de este icono del dadaísmo, no en vano ha sido considerado como el artista que más ha revolucionado el concepto del arte contemporáneo. Imagen

Bibliografía relacionada:

 

CABANNE, P. Conversaciones con Marcel Duchamp. Traducción de María Teresa Gallego Urrutia (2013). Centro de Artes Visuales, Fundación Helga de Avear / This Side Up

SAN MARTÍN, F.J. Dalí-Duchamp. Una fraternidad oculta. (2004)  Madrid: Alianza Editorial

¿y tú?

¿Qué opinas de la obra de Duchamp?

¿Leerías este libro?

¡No dudes en expresar aquí tus pensamientos!

5 pensamientos en “CHARLANDO CON DUCHAMP

    • La verdad es que el libro es de lectura fácil, al ser conversaciones trascritas se hace muy ameno. El estilo es sencillo y de verdad te haces una idea de cómo pensaba Duchamp. Muchísimas gracias por tu comentario y por pasarte por EL OJO CACODILATO Matt Rob!

  1. Marcel Duchamp una de las figuras más fascinantes que dio el siglo XX. Sin etiquetas, porque no sé cómo definirlo: se le quedan estrechas (o no encajan bien) las de pintor, autor, artista, intelectual… Varias de las creaciones de Duchamp resultan inagotables, pero para mí es ante todo el aura que desprende, la peculiar impronta de su vida, lo que lo hace tan extraordinario. Que prácticamente renunciara a seguir siendo un faro de la vanguardia para dedicarse al ajedrez me resulta tan genial… Supongo que te has leído la magnífica biografía de Calvin Tomkins publicada en Anagrama. Estupendo acercamiento a su figura.

    • Estoy de acuerdo contigo, su mayor obra de arte es su vida. Además, estuvo creando en secreto durante 25 años su última obra (Etant donnés), mientras que todos pensaban que se había retirado del arte para siempre para jugar al ajedrez. No he leído la biografía que comentas, tomo nota, gracias jose miguel!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s